Locales

Diez testigos comparecieron en audiencia del juicio del caso Marito Salto

Familiares y allegados de tres de los imputados declararon hoy. También lo hizo una especialista en pericias caligráficas

Una extensa audiencia de desarrolló hoy en el juicio por el crimen de Mario Agustín Salto, que podría haber sido una de las últimas de la etapa testimonial del proceso judicial seguido contra nueve personas.

La Lic. en Documentología, Estela Mendieta, fue la primera que compareció, ocasión en la que explicó que realizó pericias sobre manuscritos secuestrados en el marco de la investigación del caso y que los comparó con cuerpos de escritura, que habrían pertenecido a uno de los sospechosos, Pablo Ramírez.

Luego fue el turno de Yéssica Rodríguez, hija de Ramón Rodríguez, uno de los imputados por triple homicidio calificado y privación ilegítima de la libertad, quien puntualizó que su padre no se encontraba en Quimilí cuando se efectuó el allanamiento en su vivienda con perros adiestrados, que derivó en una nueva detención.

En tanto, los hermanos Ariel y Juan Pablo Martín contaron que fueron citados a declarar cuando comenzó la investigación por la desaparición y asesinato del niño.

Después tuvieron oportunidad de exponer ex compañeros de trabajo de Pablo Ramírez, Diego Castillo y Diego Ruiz Díaz y de quien era su empleador, Miguel Gallardo. Todos fueron testigos de concepto del trabajador rural.

Por su parte, Ivana Sequeira y Javier Florentin, hermana y sobrino de otro de los enjuiciados, Rodolfo Sequeira, brindaron su versión de los allanamientos que se efectuaron en el inmueble en el que residían y en el que también estaba viviendo entonces su familiar, actualmente juzgado.

En el final del debate, el Tribunal compuesto por los Dres. Alfredo Pérez Gallardo, Luis Domínguez y Daniela Campos Nittinger resolvió desestimar el careo que había solicitado un abogado defensor, entre Marta Salto, tía de la víctima, y la testigo Patricia Britos.

Asimismo, no hizo lugar al pedido de investigación por la presunta comisión de un delito contra el policía rionegrino, Marcos Herrero, a partir de nuevos testimonios incorporados recientemente, ya que oportunamente se habían girado actuaciones al Ministerio Público Fiscal, para que determinase si el uniformado había incurrido en supuesto falso testimonio.

 Después, se pasó a un cuarto intermedio hasta la semana que viene, en que restaría que dos testigos declaren para cerrar la etapa testimonial del juicio oral.

Comentarios
Volver arriba